La importancia de la imagen en el mundo laboral

La apariencia personal dicen mucho de las personas, por lo que la forma de actuar, de vestir, de hablar y de caminar dice mucho más de una persona, sin antes conocerla. Por lo que es de suma importancia saber cómo vestir en el mundo laboral y actuar ante determinadas situaciones.

Logrando diferenciar cuándo vestir casual, formal, semi-formal, entre otros, además de tener un comportamiento adecuado según la situación.

Por lo que la vestimenta dice mucho más de lo que crees sobre una persona, y más aún si es en el ámbito laboral, por lo que dependiendo del trabajo se debe tener una forma de vestir diferente.

La importancia de la imagen en el mundo laboralPor ello, traemos una pequeña lista en donde saber cómo vestir de acuerdo al tipo de trabajo, logrando así mencionar los siguientes aspectos de suma importancia de los mismos:

  • Para un trabajo de constructor, una vestimenta informal y cómoda a la actividad a realizar.
  • Los médicos deben tener una vestimenta adecuada al hospital, siendo esta un uniforme establecido.
  • Un trabajo de oficina, requiere de una vestimenta un poco más formal elegante representando seriedad y a una persona culta.
  • Mientras en un trabajo de estilista, solo es necesario llevar accesorios adecuado para el uso del trabajo, mientras que vestir en el mundo laboral de este tipo suele ser más informal.
  • Un docente, maestro o profesor debe llevar un traje casual, el cual de buena presencia y porte de educador, además de la seriedad que ellos deben de tener en el ambiente de trabajo.

Por estas razones es de suma importancia saber cómo vestir según la ocasión y el momento, en un ámbito laboral la vestimenta juega un papel fundamental antes y durante de una entrevista de trabajo.

Por ello, en este artículo explicaremos un poco cómo debe ser la vestimenta adecuada en un ambiente laboral formal, tanto para hombres como mujeres, por lo que te invitamos a continuar con la lectura.

Vestimenta adecuada para caballeros

Los caballeros deben saber cómo vestir en el mundo laboral, ya que la combinación de colores es muy importante para ofrecer una buena presencia al personal y publico del establecimiento de trabajo.

Por lo que si hablamos de un ambiente de oficina, como contador, abogado, administrador, incluso docentes, abogados, médicos entre otros, podemos decir que la vestimenta adecuada seria la siguiente.

  • Camisa de botones, la cual puede ser manga corta o manga larga, según sea el ambiente laboral en donde este de desempeñe.
  • Un chaleco, el cual haga juego con la camisa, sabiendo aquí jugar con los colores de la ropa, de igual manera el uso del chaleco no es obligatorio pero se usa para un trabajo más formal.
  • Los zapatos, deben ser de color neutro si se usa un traje formal, por lo que deben mantenerse limpios y en buen estado.
  • Las medias deben combinar con el tono del pantalón, para que a sentarse y cruzar la perna no haya una discordancia de colores.
  • El cinturón, debe ser de igual manera de color neutro haciendo juego con la ropa en general.

Como vemos, la vestimenta de un caballero es muy sencilla, solo es necesario conocer la tonalidad de colores y poder jugar con ella, además de los accesorios como las corbatas o algún sombrero según sea el caso de trabajo.

También, podemos mencionar en este aspecto de imagen personal el uso de perfumes, lo cual hace mucho más llamativo a un hombre, además del aseo personal el cual es de suma importancia.

Para poder ofrecer confianza a los clientes del trabajo, ya que una persona maloliente y de mal aspecto no inspira ningún tipo de confianza y así el trabajo se podrá ver afectado de manera considerable.

Una mujer elegante

Una mujer siempre debe ser muy elegante sea cual sea el tipo de trabajo que esta desempeñe, debido a que la presencia de la misma hace que las personas a su alrededor en el ambiente laboral sientan confianza por la misma.

La importancia de la imagen en el mundo laboralPor lo que la mujer tiene una vestimenta un poco más complicada  menos sencilla, pero siempre se debe saber combinar los colores de la ropa con los accesorios y calzado y todo fluirá de la mejor manera.

Además de que para una mujer lucir elegante tienen un amplio closet para escoger ropa, la cual debe ir en concordancia con el tipo de trabajo donde labora, siendo rescatada, manteniendo un buen porte y sobre todo discreta.

Algunos de los trajes de vestir en el mundo laboral más usuales en una mujer serían los siguientes, manteniendo siempre una concordancia con la cantidad de accesorios y los colores de cada prenda de vestir:

• Vestidos.
• Faldas.
• Pantalones.
• Bragas.
• Camisas.
• Blusas.
• Sandalias.
• Tacones altos o bajos.
• Pantalones de vestir o casuales.
• Carteras.
• Accesorios como los zarcillos, las pulseras, los collares, las carteras, anillos, cintillos, maquillaje entre muchas cosas más.

Por lo que es de suma importancia saber diferenciar entre el tipo de trabajo y la ropa a usar para poder ofrecer confianza al público donde se desempeñe, y ser sobre todo una mujer elegante y educada.

Además de que al igual que los hombres la higiene personal es muy importante, el bañarse, peinarse de manera adecuada, el uso de desodorantes y perfumes, hacen de una mujer más hermosa y elegante.

Por lo que podemos concluir que la vestimenta y la forma de actuar hacen a la persona en todo tipo de ambiente laboral, por lo que nunca debes olvidar poner parámetros de momentos de seriedad y momentos de diversión.

Ya que en este aspecto la vestimenta si cambia mucho, pero en un ambiente laboral se debe de cuidar mucho este aspecto, incluso durante una entrevista de trabajo.

Ya que este es el inicio de un trabajo, y al tener un buen aspecto, una buena imagen, buen vestir y educación son factores que se toman en cuanta para poder obtener o no el trabajo.

Por ello, jamás debes olvidar la buena presencia al vestir, nunca llegando a ser vulgar o estar sobrecargado de colores o de accesorios, siempre se debe mantener un equilibrio entre todo.

Tanto hombres como mujeres deben mantener una imagen limpia  la cual genere confianza tanto a los demás empleados del trabajo, al jefe y sobre todo a los clientes del negocio.