Reclutamiento y selección de personal

El reclutamiento de personal o selección de personal debe hacerse de manera minuciosa, pues es un proceso muy importante, ya que de esto depende que la organización funcione de forma adecuada y que las metas de la misma sean cumplidas.

Dicho esto, entonces es obvio deducir que el éxito de una empresa está directamente ligado a la calidad de su personal, es decir, de todas aquellas personas que forman parte del equipo de trabajo y que aportan sus conocimientos y habilidades de manera eficiente.

Por lo anterior, a continuación te damos una serie de técnicas que no puedes dejar de aplicar al momento de hacer el reclutamiento de nuevo personal.

Selección de personal

12 Técnicas del Reclutamiento de personal  o selección de personal

  1. Establecer las necesidades laborales de la empresa

Antes de lanzarse a la búsqueda de nuevo talento humano, cada empresa debe tener sus necesidades bien definidas, esto será clave al momento de seleccionar al personal adecuado.

A través de las necesidades laborales, debe elaborarse un perfil de acuerdo a la vacante disponible, es decir, formación académica, edad, cualidades, habilidades y demás aptitudes del individuo que vayan acorde al puesto a ocupar.

Tendría poco sentido y sería muy irresponsable por parte de la organización, hacer una convocatoria laboral sin tener muy claro cuáles son las necesidades de la misma y qué perfil resultaría el indicado para satisfacer dichas necesidades.

  1. Hacer la convocatoria

Ya conoces cuáles son las necesidades laborales de la empresa y el perfil que encaja perfecto para suplirlas, ahora ha llegado el momento de hacer la convocatoria.

La misma debe ser clara, con la finalidad de que llegue a los individuos que se adapten al perfil solicitado.


Puedes valerte de las herramientas tecnológicas y digitales para convocar a los interesados, ya sea a través de la web o redes sociales.

Por otro lado, lo más probable es que el departamento de recursos humanos haya recibido algunos currículos vitae, por lo que puedes acudir a ellos para hacer el llamado laboral.

  1. Recibir a los candidatos

Independientemente de cómo hayas hecho la convocatoria, lo más probable es que a estas alturas ya cuentes con un buen número de interesados, por lo que debes prepararte para recibirlos.

Para asegurarte de que el proceso será fluido y ordenado, debes pautar fechas y horas específicas para recibir a candidatos, también debes disponer de un lugar adecuado.

Si deseas recibir a los candidatos de forma individual, puedes invitarlos a tu oficina e incluso a tomar un café, de ese modo bajará un poco la presión.

Si el llamado es colectivo, deberás ubicarlos en un lugar amplio y cómodo, para que todo se dé sin mayores inconvenientes.

  1. Elegir y aplicar test psicométricos

De acuerdo a las habilidades y cualidades del personal que estés buscando, debes elegir y aplicar los diferentes test psicométricos, recuerda que los mismos te ayudarán a conocer de forma más profunda a los potenciales empleados, a través de su personalidad, inteligencia y aptitudes.

Los test psicométricos pueden aplicarse de forma individual o grupal, así como también pueden elaborarse de forma presencial o en línea, tú elegirás el método que mejor se adapte a las necesidades de la organización.

Los resultados de los test psicométricos te permitirán ahorrar tiempo y dinero, ya que gracias a ellos apuntarás a la selección más acertada del candidato correcto, según el puesto de trabajo vacante.

En la actualidad casi todas la empresas del mundo (tanto grandes como pequeñas), aplican test y pruebas psicométricas como parte del proceso de reclutamiento de personal.

  1. Realizar una entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo te permitirá tener una interacción más directa con el candidato, y te permitirá complementar los resultados de los test psicométricos.

Debes tomarte tu tiempo para elaborar una buena entrevista, te recomendamos que la hagas lo más cómoda y agradable posible.

También es muy importante transmitir confianza a entrevistado y elaborar las preguntas adecuadas, pues no querrás desaprovechar el tiempo que has dedicado a conocer mejor al potencial empleado, haciendo preguntas que no son relevantes para el propósito planteado.

  1. Hacer una simulación de la vacante disponible

En este punto, ya es menos la cantidad de personas que han llegado hasta aquí, pues las herramientas anteriores te han servido para filtrar a las personas que más se acoplan con la o las vacantes disponibles.

Parece que todos los seleccionados son los indicados, pero para saber cuál es el correcto una simulación del puesto de trabajo, te ayudará a predecir cómo cada uno de ellos se comportará en el ambiente laboral y cómo reaccionará ante diferentes situaciones.

Aunque es una técnica muy poco frecuente, te aseguro que es una manera genial de poner a prueba a los potenciales empleados.

  1. Comprobar las referencias laborales

Los reclutadores nunca deben pasar por alto las referencias laborales de empleos anteriores que hayan tenido los seleccionados, por lo que la recomendación es que debes tomarte tu tiempo para consultar las opiniones de los anteriores jefes del candidato.

A través de esta consulta podrás constatar el comportamiento, rendimiento y habilidades que haya tenido el individuo en su antiguo empleo.

  1. Elegir al candidato que haya cumplido con los requisitos

Ha llegado el momento más importante, elegir al candidato, ya en este punto los pasos anteriores han dado buenos resultados.

Es decir, los pasos anteriores te han servido para descubrir cuáles de los candidatos son los que mejor se adaptan y satisfacen las necesidades del puesto de trabajo disponible.

Para esto deben haber cumplido con los requisitos exigidos y haber pasado las pruebas realizadas, así podrás hacer la selección correcta.

  1. Informar al elegido

Una vez que ya tienes la selección, el paso siguiente es informar al sujeto que se quedará con el puesto de trabajo.

Puedes hacerle llegar esta información al seleccionado mediante un correo electrónico, un mensaje de texto o una llamada telefónica.

Lo siguiente en acordar una cita para explicarle detalladamente al seleccionado cuáles serán sus funciones, el sueldo, los estatutos legales y la normativa de la organización, si el sujeto está de acuerdo, luego tendrás que pasar al siguiente paso.

  1. Contratar a la persona seleccionado

Ya todas las técnicas que has aplicado para seleccionar al personal han resultado de forma positiva y ya el o los sujetos han sido seleccionados y notificados, ya solo resta hacer la contratación legal y formal.

Previamente el contrato fue redactado por el departamento legal de la organización y luego deberás establecer con el seleccionado la manera de hacerle llegar dicho documento.

Lo más recomendable es que le des al potencial empleado un lapso de tiempo de algunos días, para que este pueda leer, analizar, consultar legalmente y plantear sus dudas acerca del contrato.

Pasado el periodo de tiempo estipulado, el sujeto deberá devolver el contrato, el cual firmará solo si está de acuerdo con todo lo que en el mismo se establece.

En caso de que lo haya firmado, el departamento de recursos humanos de la empresa debe hacerle llegar una copia del contrato al nuevo empleado.

Reclutamiento personal

  1. Incorporar al empleado en sus funciones

Antes de incorporar al empleado a sus funciones, es muy importante darle la bienvenida al nuevo equipo de trabajo, esto no solo romperá el hielo, sino que automáticamente comenzará a crear en el nuevo integrante un gran sentido de pertenencia.

Por otro lado un recorrido por las instalaciones, también será algo que el empleado nuevo agradecerá.

Otro punto importante, tanto para el seleccionado como para los que ya son parte de la organización, es que sean presentados unos a otros.

La incorporación es un proceso que puede tomarse algunos días, por lo que es de suma importancia que el empleado sea acompañado, monitoreado y guiado por alguien del personal de recursos humanos o del departamento del cual formará parte.

  1. Hacer el seguimiento del rendimiento del empleado

En este punto ya el empleado forma parte del equipo y se ha adaptado de forma adecuada a la organización y a sus funciones, sin embargo esto no quiere decir que no deba seguir monitoreándose.

Una manera adecuada es haciendo evaluaciones de desempeño, lo mejor es que estas pruebas no solo aplican para los nuevos empleados, sino también para los que ya llevan más tiempo trabajando en la empresa independientemente del tiempo o el puesto que ocupan.

Mediante las evaluaciones de desempeño se podrá determinar que cada empleado esté cumpliendo de forma adecuada con sus funciones y que mantenga un buen rendimiento en pro del cumplimiento de los objetivos y metas de la organización.

Por otro lado, esto también le permitirá al departamento de recursos humanos detectar las fallas y deficiencias, con la finalidad de adoptar medidas correctivas y alentar a su equipo de trabajo a mejorar su desempeño y rendimiento.

Conclusión

Todas estas técnicas que te hemos dado, es con el objetivo de que el reclutamiento de personal se haga de forma adecuada, fluida y correcta, ya que de ese modo la compañía podrá ahorrarse tanto tiempo como dinero, pues las probabilidades de elegir al individuo correcto son muy altas.