Test de Denver

Frente a la posibilidad de que una población de niños de cierta edad no haya desarrollado debidamente habilidades y capacidades con respecto a otros niños de la misma edad, el test de Denver surge como una herramienta evaluativa para determinar el desarrollo de los más pequeños según su edad cronológica.

Desde que viven dentro del vientre materno cada niño es diferente, sin embargo, pese a que desarrollan personalidades y habilidades diferentes hay capacidades que de acuerdo a su edad comparten.

Es decir, existen edades promedios en las que los niños aprenden a caminar, a comer solos, a dibujar o a jugar correctamente a la pelota.

¿Qué es el Test Prueba de Denver?

Se trata de un test evolutivo que se aplica en niños desde 1 mes de edad hasta los 6 años y principalmente, lo que busca es determinar las capacidades de los niños según la edad en la que se encuentren.

Gracias a la evaluación del desarrollo psicomotor de los niños según su edad, el test de Denver sirve como herramienta para detectar de forma oportuna deficiencias que pueda presentar el individuo evaluado, con la finalidad de tomar acciones correctivas seguras, adecuadas e inclusive preventivas.

Test de Denver

Las 4 principales áreas del test prueba de Denver

Área personal – social

En esta área se mide como se desenvuelve el niño o niña en su entorno, así como su capacidad para relacionarse con otros niños  y personas, de igual modo las herramientas que utiliza el niño para cuidar de sí mismo.

Área de motricidad fina adaptativa

Se evalúa la capacidad de coordinación y concentración del niño o niña, con respecto a actividades manuales, es decir, tareas que incluyan manualidades, mover objetos, recortar o dibujar.

Área de lenguaje

Lo que se quiere medir en esta área es la capacidad que tienen los niños para comunicarse verbalmente, así como la capacidad para escuchar y procesar lo que se les dice. También mide el aprendizaje mediante el lenguaje.

Área de motricidad gruesa

En esta área se pone a prueba todo lo que tiene que ver con movimientos más bruscos en los que el niño o niña deba poner en uso brazos, piernas o tronco.

¿En qué consiste el test de Denver?

El test de Denver consiste en 55 ítems, los cuales no tienen que aplicarse todos obligatoriamente, debido a que se aplicarán solo los que correspondan a la edad del niño involucrado.

La aplicación del test se hace de forma individual y se debe disponer de un ambiente agradable para el niño, con la finalidad de que sienta confianza en todo momento.

El evaluador debe disponer de ciertos materiales que lo ayudarán a realizar el test de forma correcta; entre otros, lápiz de grafito, pelota de tenis, 8 cubos de 23 mm, bola de estambre, sonajero, tarro con tapa de rosca, canicas y una campana.

El evaluador usará un instrumento en el cual se reflejan los aspectos de las 4 áreas a medir según la edad del niño o niña, por lo que es muy importante que antes de comenzar el evaluador trace una línea que una estas áreas de acuerdo a la edad del pequeño.

El niño será sometido a actividades como por ejemplo pedalear, organizar, enroscar, entre otras.

El evaluador se encargará de observar detenidamente al niño mientras este lleva a cabo las tareas que se le han asignado y deberá plasmar lo más detalladamente posible como se desenvuelve el individuo ante la actividad y qué tiempo le toma realizarla.

Entre los aspectos que debe determinar el evaluador, están los siguientes:

  • Determinar el tiempo que tarda en realizar la tarea.
  • Verificar que si el niño no realiza tareas que el 90% de los niños si realizaría de acuerdo a su edad.
  • Verificar que si el niño deja alguna tarea sin realizar este pueda retomarla pasado algunos minutos después de la realización de otras tareas.

Análisis de los resultados

La finalidad del Test de Denver no es medir el nivel intelectual de los niños, sino verificar que tenga la capacidad de realizar diferentes tareas que van de acuerdo a su edad.

Entonces una vez que los resultados sean analizados en todas las áreas que evalúa este test, los evaluadores pueden emitir un diagnóstico sobre la personalidad y capacidades de los pequeños.

Cada niño es diferente y está sometido a ambientes y relaciones familiares diferentes, es por ello la importancia de que este test se realice de forma individual y que para el análisis de los resultados se tomen en cuenta factores que puedan influir en la concentración o estado de ánimo del niño sometido a la prueba.

Más Publicaciones