Educación Financiera y Laboral

Como poner una Mercería

Una mercería es un lugar maravilloso para los amantes de las manualidades, la costura, la bisutería y más, pues en estos negocios podemos encontrar desde una simple aguja hasta los abalorios más elaborados y espectaculares.

Guía para poner una Mercería

Contenido de la Guía para poner una mercería

Indice de guía
Adquiere la guía de negociosAdquiere la guía de negocios

 

Oferta




Tarjetas
Pago seguro
Pago en oxxo
Garantia

Aunque han existido desde toda la vida, en los últimos tiempos las mercerías han agarrado cierto auge, debido a la revolución que se está dando alrededor de los llamados DIY (Do it Yourself) o en español hágalo usted mismo.

Ahora es muy común observar que estos lugares manejan un volumen de clientela más alto, lo que se traduce en un tipo de negocio muy rentable.

¿Por qué invertir en una mercería?

Acabo de decirte que una mercería es un negocio rentable, pero aparte hay otros motivos por los que querrás invertir en una de ellas:

  • Se puede adquirir clientela en muy poco tiempo
  • Se pueden vender tus propias manualidades y creaciones
  • Puedes ofrecer cursos y talleres
  • Los artesanos y costureras siempre necesitarán algo de tu mercería
  • La clientela es constante durante todo el año

Aunque una mercería requiera de un inventario bien elaborado montar una de ellas no resulta tan complicado, a continuación te doy 6 consejos de como montar una mercería.

¿Como abrir o montar una mercería? 6 Consejos.

  1. Has un plan de negocios

Elabora un plan de negocios bien especifico, en el que determines que tipo de artículos y/o servicios relacionados con la mercería ofrecerás a la venta.

Establece la cantidad de dinero que necesitas para emprender, a que público va dirigido y estima el tiempo necesario de ejecución de los objetivos para poder montar exitosamente tu mercería.

Aquí también puedes hacer un análisis de mercado y establecer una estrategia de ventas, también determinar si se va a tratar de un negocio pequeño o de uno más grande.

  1. Determina lo que vas a vender en tu mercería

Cuando hablamos de una mercería lo primero que se viene a nuestras mentes es un montón de hilos, botones, canutillos y más, por ello debes tomarte tu tiempo para elaborar un inventario y determinar que vas a vender.

Para más organización puedes dividir tu mercería por zonas de la siguiente manera:

  • Costura: Hilos, agujas, alfileres, botones, cintas métricas, dedales, cremalleras, bandas elásticas y más.
  • Manualidades: Pegamentos, brillantina, apliques, tijeras, cartones, papeles, ganchos, cinturones, cintillos, diademas y más.
  • Bisutería: Pines, cuentas, canutillos, cadenas, broches, piedras, cueros, horquillas y más.
  • Ornamenta: Cintas, flecos, encajes, torchones, cordones y más.
  • Crochet: Ovillos de lana, agujas, telares y más.
  • Herramientas: Pirógrafos, tambores para bordar y más.
  • Repuestos: para máquinas de coser y más.
  • Literatura: Revistas y guías especializadas en cualquier tipo de manualidades.
  1. Busca un local

Hablemos primero acerca de la ubicación del local, es importante que lo ubiques en una zona privilegiada, es decir que sea de fácil acceso para todas las personas, es aconsejable que busques una zona céntrica o también en un centro comercial, el ovejito es que sea visible.

En cuanto a las dimensiones del local, todo va a depender de que tanta mercancía quieras ofrecer, sin embargo para comenzar es bueno que busques un local de mediano tamaño.

Lo importante del espacio es que te permita mantener en orden todos los elementos que vas a poner a la venta, y que tantos los clientes como los empleados puedan moverse con facilidad dentro de él.

Y no olvides que el local debe tener un depósito para guardar las cajas de mercancía que no está en exhibición.

  1. Busca el personal

Debes buscar personal enérgico, honesto y con mucha paciencia para atender al público.

Lo ideal es que sean personas amables, con muy buena disposición y capacidad de realizar su trabajo a cabalidad.

Además es muy importante que estas personas tengan conocimientos en diferentes áreas de la mercería y manualidades, para poder ofrecer asesoría personalizada a los clientes.

  1. Consigue proveedores

Debido a la gran variedad de artículos que venderás en tu mercería lo más lógico es que busques un proveedor.

Tus proveedores deben ser responsables y puntuales, que te ofrezcan variedad de productos a los mejores precios.

Cuando te dispongas a buscar los proveedores, asegúrate de que sean personas que se desenvuelvan muy bien dentro del mundo de la mercería para que no se quede nada por fuera.

Busca proveedores con trayectoria comprobada y que te ofrezca soluciones ante tus necesidades.

  1. Has publicidad

Por ser un negocio nuevo, lo más seguro es que muy pocas personas sepan acerca de su próxima apertura, por eso lo más inteligente es pagar una buena campaña de publicidad.

En las redes sociales puedes encontrar muchas agencias que ofrecen servicios publicitarios, y que te garantizan llegar a muchas personas, especialmente a tus potenciales clientes.

Otra manera de hacer publicidad, es la tradicional, la cual tampoco hay que subestimar, ya que un buen aviso en una revista o periódico o un anuncio por la radio de seguro también conseguirá muchos clientes.

Una mercería puede ser muy provechosa, no solamente por el hecho de las ventas que pueda generar sino porque puede prestarse para ofrecer otros tipos de servicios, tales como capacitación o la venta de manualidades terminadas.

En cuanto a la capacitación, se puede ofrecer al público una serie de cursos y talleres que vayan desde el nivel básico al nivel avanzado, y en los que se enseñe a los usuarios acerca diferentes actividades manuales, como por ejemplo:

  • Cursos de costura
  • Cursos de técnicas de tejido
  • Cursos de bisutería
  • Cursos de manualidades en general

Por otro lado hay personas que por falta de tiempo o por no poseer la capacidad para realizar manualidades, optan por mandar a elaborar diferentes proyectos manuales, una mercería también puede ofrecer esta opción a los clientes como parte de sus servicios.

Pudiste darte cuenta, que los consejos que te di anteriormente son muy fáciles de aplicar, como todo negocio una mercería también implica riesgos, sin embargo dependerá de tu tesón y disciplina hacerla surgir en muy poco tiempo.

Como recomendación final, me queda decirte que no tengas miedo y que te adentres a este maravilloso mundo de más que hilos y botones.

Más Publicaciones

{ 0 comments… add one }

Tienes alguna duda o comentario